Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 julio 2011

por Sagrario Sánchez-Pacheco. Educadora Artística.

 

Para atender a los desafíos del mundo contemporáneo, los museos y centros culturales deben poder ellos mismos convertirse en espacios plurales y abiertos a una continua construcción de significados. Esta premisa se constituye como la tarea fundamental de un área educativa en una institución cultural.

Y es que los museos ya no son aquellos espacios donde se catalogaban objetos de las ciencias naturales o de la etnografía en vitrinas. Tampoco son lugares donde las bellas artes se cuelgan en sus paredes con un discurso unidireccional y legitimador. En este sentido, las producciones artísticas contemporáneas dan lugar a espacios de participación y a incertidumbres más que a certezas. Para acercarnos a la comprensión de estas producciones, debemos apelar a una nueva noción de enseñanza con resultados no programáticos. Por otro lado, cada museo y centro cultural tiene su propia política institucional y está inserto en un contexto social y cultural específico. En este sentido, los modelos de gestión pueden ser múltiples y los modelos pedagógicos así, formulados a partir de la propia práctica, también pueden serlo (1).

La cultura museística se diferencia de la escolar en muchos aspectos, en los ritmos de aprendizaje, la interactividad con la obra, en los espacios de trabajo,  actitudes desarrolladas, etc. Pero convergen en un punto común: los servicios pedagógicos. La función de los museos, está siendo reformulada, desmitificando la idea de la vaca sagrada del arte, convirtiéndose no sólo en contenedores y expositores de colecciones, sino también, en creadores artístico-culturales, siendo auténticos dinamizadores y formadores del pensamiento crítico de la cultura visual. Se busca la ruptura del espectador pasivo, dando paso a la constante participación interactiva del mismo con la obra artística (2).

Los museos, bibliotecas, centros culturales… espacios de educación no formal, cada vez más, están poniendo en marcha programas escolares, que se adaptan, en la medida de lo posible, al currículo escolar y que intentan diseñar estrategias desde enfoques dinámicos, innovadores y participativos.

En este sentido, quiero compartir mi experiencia profesional, dos proyectos en los que estoy trabajando en dos espacios muy diferentes pero como veréis con muchos puntos en común. Uno de ellos es el programa didáctico Arte español en fragmentos. La colección y la historia del arte coordinado desde galería Aleph de Ciudad Real y otro es el trabajo que se lleva a cabo desde el Departamento de Formación y Programación cultural de la Biblioteca Pública del Estado en Ciudad Real.

La Biblioteca Pública organiza una variada programación de actividades culturales y formativas a través del Servicio de Formación y Programación cultural donde tengo el placer de formar parte. Los objetivos de este servicio son acercar y difundir los libros, la lectura y la propia biblioteca a toda la población, así como contribuir a configurar la biblioteca como puerta de acceso a la formación, la información, el ocio y la cultura.

El departamento se encarga de la coordinación y planificación de actividades culturales para el público infantil y adulto, entre las que  encuentran la  bebeteca, sábados de cuento, clubes de lectura, exposiciones, actuaciones, presentaciones de libros, encuentros literarios, encuentros con artistas, conciertos, proyecciones, etc.

Desde la biblioteca se ofrece un servicio imprescindible como es la formación de usuarios. Para ello cuenta con la realización de talleres de formación, seminarios, conferencias, jornadas, cursos en nuevas tecnologías, ciclos temáticos, programación y desarrollo de visitas guiadas dirigido a todos los ciudadanos, sin distinción de edad, conocimientos o contextos sociales o culturales. Así también se llevan a cabo talleres creativos, lúdicos y didácticos, adaptados a diferentes edades y nivel curricular que se desarrollan como complemento didáctico indispensable en las visitas guiadas.

Con el ánimo de acercar el arte a la población, se desarrollan programas pedagógicos en torno a las exposiciones artísticas temporales del centro.

Los programas que se generan desde el Servicio de Formación cultural están estructurados en varios apartados por una cuestión de funcionalidad práctica:

Programas de acción comunitaria. Desde el departamento se realizan programas de animación a la lectura, para ello se han elaborado proyectos de cooperación con otras organizaciones. Se lleva a cabo la atención a puntos de servicio fuera de la Biblioteca, por ejemplo, trabajo en centros de salud, colegios, actividades con colectivos específicos y grupos de población con necesidades especiales, etc.

Programas dirigidos a centros con funciones educativas: Centros de enseñanza formal desde Educación Infantil hasta Universidad, grupos de Formación profesional, Escuela de artes, Garantía Social, etc. Trabajos dirigidos a la Educación no formal, mayoritariamente integrados por personas que acuden a la biblioteca por motivaciones educativas de sus centros de origen. Centros de ocupación y terapia para personas con discapacidad física y/o intelectual. Personas en situación de desigualdad social.

Programas de ocio y cultura. Son talleres dirigidos al tiempo libre del ciudadano: para el público infantil a través de talleres creativos, sábado de colores, cine en la biblioteca, sábado de cuento en familia…

Para el público adulto a través de talleres, conferencias, encuentros con autores, artistas, club de lectura, cuentacuentos para adultos,…

Para llevar a cabo nuestra función pedagógica, aprovechamos los recursos y la gran variedad de espacios disponibles de la biblioteca, desde el salón de actos, comicteca, aulas de formación, salas de trabajo o la sala de actividades en la biblioteca infantil donde se lleva a cabo una gran variedad de talleres creativos diseñados a partir de libros, que los participantes pueden encontrar y consultar en la sala infantil, sin necesidad de materiales ni de técnicas complicadas. Los más pequeños aprenden a utilizar material de la biblioteca, comparten el mismo espacio con sus iguales, refuerzan afectividades, ejercitan habilidades de psicomotricidad fina…

 

La re-definición de los museos de arte contemporáneo

“Los museos son como muertos: no puedes tocar ni recorrerlos desordenadamente; tienes que estar quieto. Prefiero las galerías, el entusiasmo de la gente que va y viene, las sorpresas de las ventas y del adónde irá a parar la obra. El no saber qué pasará, el riesgo. Los museos de arte contemporáneo exponen a artistas jóvenes para atraer al público, pero creo que sólo en el invierno de nuestras vidas deberíamos exponer en estos lugares.”  Damien Hirst (3)

Damian Hirst, con sus instalaciones y gigantes esculturas, lo que pretende es  expresar la permanencia de un ser, aún después de la muerte, la vida del más allá. En una de sus obras más conocidas, Imposibility, mantiene a un escualo en formol dentro de una vitrina simulando que está nadando, como si tuviese vida propia. Es una obra muy compleja, realizada desde la seducción de suscitar miedos irracionales en una galería. Pero ¿qué miedos se pueden producir en una galería o en un museo de arte contemporáneo? Mucho ha cambiado la concepción del arte y lo que se expone en los museos. Los museos ya no son esos lugares asépticos, fríos y elitistas. Los museos ya no son sólo un escaparate de cultura visual, ni sirven sólo para coleccionar o invertir en arte, sino que las pretensiones van encaminadas hacia un mayor aforo de visitantes. Como podemos observar, los museos no son lo que eran ni, probablemente, serán lo que son. Pero esa obsesión por los estudios de público y la búsqueda de nuevos adeptos, ha derivado en la creación de los DEAC: Departamentos de Educación y Acción Cultural, en aras de políticas culturales y/o sociales, que siendo optimistas pensaremos que en cierto modo, para la educación y en concreto para la Educación Artística, la creación de estos servicios nos ha beneficiado.

Arte español en fragmentos. La colección y la historia del arte, es un proyecto expositivo que se inauguró en abril y que itinerará por la provincia de Ciudad Real hasta finales de año, coordinado por la galería de arte contemporáneo Aleph y comisariado por Julián Díaz, profesor de la UCLM. Ante este interesante proyecto, me plantearon acercar una colección privada al público formada por piezas emblemáticas de grandes firmas del siglo XX y XXI.

Teniendo en cuenta la trayectoria de Galería Aleph que desde que abrió sus puertas en 2001, ha apostado por la creación y difusión del arte emergente, y lo demuestra el gran número de exposiciones que se han llevado a cabo y la participación en ferias de arte contemporáneo nacionales e internacionales, pero sobre todo la apuesta por un programa pedagógico de sus exposiciones, fue muy fácil colaborar con todos los protagonistas de la exposición para elaborar un proyecto pedagógico. Talleres, charlas, encuentros con los artistas, guías didácticas, visitas guiadas, conciertos, seminarios y obras en las que el espectador interactúa, son algunos de los elementos imprescindibles en la dinámica que se ha llevado a cabo en la galería ciudadrealeña desde que se fundó.

En Arte español en fragmentos, para conseguir una mayor difusión y repercusión en el entorno al que va dirigida, se propuso el acercamiento a los distintos grupos sociales de cada ciudad a la que iba a itinerar la exposición. Para ello elaboramos un programa didáctico: un cuaderno pedagógico, con el fin de que sirviera como estudio de la evolución del arte contemporáneo desde las vanguardias históricas hasta la actualidad. Donde previamente se realiza un estudio para poder adaptar las visitas guiadas y talleres artísticos de grabado, collage, cadáveres exquisitos, caligramas… que completan el programa educativo, a centros escolares, asociaciones, familias, en definitiva a diferentes edades y a las características de cada grupo y del espacio y lugar geográfico donde se acoge durante un mes y medio en cada uno.

El cuaderno didáctico que se elaboró sirve de apoyo a las visitas escolares a museos, que puede constituir un nexo privilegiado de relación entre la actividad en el museo y las tareas en el centro escolar, por lo que está  pensado y ha de utilizarse de manera que constituya un recurso favorecedor del proceso de aprendizaje. Los materiales didácticos también están pensados para trabajarlos en familia.

Este proyecto, nacía para hacer accesibles a todos los públicos las diferentes manifestaciones artísticas mediante un acercamiento didáctico, personal, dinámico y divertido. A través de estos talleres artísticos, se animan a los participantes a adentrarse en sus capacidades expresivas y explorar su potencialidad artística. Los únicos requisitos que se piden son: deseo, curiosidad, capacidad de disfrutar y de permitirse el placer de crear y jugar, sin importar la experiencia previa de cada uno.

Notas y bibliografía

(1) Para más información véase Pensar contemporáneo en las escuelas, de Eleonora Cardoso. Editado por la Consejería de Educación de la Embajada de España en Argentina, 2009.

(2) MESÍAS LEMA, J.M., (2007). “Proyectos fotográficos en museos multiculturales”, 1ª Jornada Internacional de Educación, “La dimensión educativa de los museos de arte y centros culturales”. Centro Cultural Recoleta, Buenos Aires.

(3) Entrevista al artista contemporáneo Damien Hirst, “Mi verdadero héroe es Goya”, XL Semanal, nº 963, pp. 38-43, 9 de abril de 2006.

Anuncios

Read Full Post »