Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cultura’

por Elisa Damiani y Jose Emilio Pérez. Creadores y conductores de Mnemos en Radio Almenara.

Radio Mnemos

Desde sus primeras apariciones a finales de la década de 1970, muy influenciada por las emisoras francesas e italianas, la radio libre (más tarde comunitaria) española ha tenido como uno de sus objetivos primordiales convertirse en “la voz de los sin voz”.

Así la radiodifusión alternativa llegó a convertirse en “movimiento de movimientos”, es decir, un punto de encuentro desde el que el ecopacifismo, el antimilitarismo, el feminismo, el movimiento por la objeción de conciencia, etc., lanzaron su mensaje a la sociedad española.

Más de treinta años después la radio libre y comunitaria sigue jugando, a nuestro parecer, el mismo papel de importancia dentro del tejido de la sociedad civil española. A pesar de que internet ha abierto ciertas vías de participación, los grupos subalternos siguen sin poder participar directa y activamente de los medios de comunicación social, que continúan sometidos a una lógicas de control bien oligopolísticas, o bien monopolísticas, dependientes directamente de los intereses de los grupos dominantes. La información de los medios, sus contenidos, continúan generándose de forma vertical, sin contar con aquellos a los que van dirigidos no otorgándoles ningún otro papel en el proceso comunicativo que el de meros receptores. Puede decirse, retomando la terminología de Louis Althusser, que los medios de comunicación han ido reforzando, sin duda alguna, su papel de Aparatos Ideológicos Estatales.

Frente a esta situación, ¿cómo se sitúa Mnemos? ¿Qué utilidad presenta un proyecto como este? ¿cuáles son nuestros planteamientos?

Provenimos de la historia, de las ciencias sociales, de la gestión cultural. Creemos que el tratamiento que se le da a estas disciplinas en los medios es sesgado, irregular, cuando no del todo insuficiente. Es en esta coyuntura en la que Mnemos, como programa radiofónico, encuentra su razón de ser. Intentamos, por un lado, servir como medio de distribución de noticias y novedades que puedan ser de utilidad para nuestra audiencia. Reseñamos novedades editoriales, anunciamos eventos (cursos seminarios, exposiciones, congresos), recopilamos Call for Papers y convocatorias para los jóvenes investigadores (un colectivo en situación de extrema precariedad al que alguno de nosotros pertenecemos) e intentamos mantenernos cercanos a la realidad cotidiana de las ciencias que tratan del hombre, de la sociedad y de la cultura.

Por otro lado desde Mnemos queremos intentar cumplir con ese papel de “voz de los sin voz” y es por eso que noche tras noche intentamos tener en el estudio invitados que nos hablen de sus proyectos, de aquellas historias en las que están implicados y que por desgracia no tienen ni cabida ni difusión en los medios de comunicación, y si la tienen es mínima. Así intentamos dar voz a aquellas iniciativas que se acercan a la historia, las ciencias sociales o la gestión cultural, desde los márgenes de estos campos. Hemos tenido por el estudio de Radio Almenara -la emisora que respalda nuestro proyecto- a colectivos curatoriales alternativos, a representantes de publicaciones de distinta temática y planteamientos, a jóvenes investigadores, representantes de festivales de corte feminista, proyectos de gestión cultural de diversa índole, salas de teatro independiente, etc. Individualidades o colectivos que luchan día a día por sacar adelante sus proyectos, sus ilusiones. Lo ilusionante es saber que aún queda mucho por venir, muchas nuevas iniciativas a las que abrir nuestras puertas y nuestros micrófonos.

Sin embargo, Mnemos, como programa de radio, no se limita tan solo a esta tarea de “difusión”. El proyecto, como anunciábamos unas líneas más arriba, forma parte de Radio Almenara, la radio libre/comunitaria de la Ventilla Tropikal. Como tal estamos integrados en un colectivo volcado hacia el barrio que le da cobijo, que desarrolla una importante labor social y de integración (con jóvenes, discapacitados, etc.) y que éste 2013 está de doble aniversario. Por un lado Radio Almenara celebra este año su “veintitantos” aniversario, sin duda alguna un hecho reseñable y digno de celebrar, teniendo en cuenta la coyuntura actual. Por otro se celebra la décima edición del Festival Almenara, sin duda alguna una de las actividades centrales del colectivo. Un fin de semana en el que la emisora sale a la calle con tres días de actuaciones musicales y actividades lúdicas, talleres y títeres, para que todo el tejido social del barrio pueda acercarse a esta que intenta convertirse en su emisora. De hecho, de cara a la organización de este décimo festival se acaba de poner en marcha una campaña de crowdfunding para que sea posible alcanzar la posibilidad de la autofinanciación del mismo.

En líneas generales esto es Mnemos.

Ah! comentar para curiosos e interesados que emitimos todos los miércoles (una semana de 23:00 a 00:00 y la siguiente de 23:30 a 00:30) en el 106.7 de la FM, a través de www.radioalmenara.net o en nuestra plataforma de podcast.

Y cómo siempre en estos mundos 2.0. podéis acercaros un poco más a nosotros a través de nuestro blog: Blog de Mnemos

 

Blog Mnemos

Blog Mnemos

 

Read Full Post »

por Marta Blanco Carpintero. Presidenta de la Asociación de Amigos del Museo del Traje.

 

En general, las Asociaciones de Amigos de Museos suelen ser agrupaciones sin ánimo de lucro que nacen a través de la iniciativa y voluntad privada de un grupo de trabajadores del propio centro para representar los intereses del museo y también para dar acceso a personas ajenas a la institución de una manera más íntima, más personal. Suelen ser iniciativas emocionales donde la involucración es igualmente emocional.  Por eso, las asociaciones suelen ser la mejor forma para personalizar un museo y acercarlo a sus fans. Su función es integrar el espacio de fuera con el de dentro: humanizar sus paredes e incorporar dentro de su engranaje a las personas ajenas a él. Un socio, de hecho, se suele hacer socio precisamente con la idea de participar más íntimamente, más activamente en algo que le gusta.

Así nació la Asociación de Amigos del Museo del Traje, fruto del impulso privado de un grupo de trabajadores del centro dirigidos por Dña. Amalia Descalzo, en ese momento trabajadora del Museo del Traje. Amalia Descalzo, profesora de la Universidad Alcalá de Henares y una de las investigadores del traje más reputadas de España, fue, durante muchos años, el alma de la asociación y, con su dedicación y sacrificio, consiguió poner en marcha cursos, congresos y actividades de calado internacional.

Logo Asociación Amigos del Museo del Traje

Asociación Amigos del Museo del Traje

A su marcha, la Asociación de Amigos ha continuado el legado iniciado en esa primera etapa y ha seguido colaborando con el Museo del Traje a través de la organización de actividades en torno al vestido y la moda y también con el patrocinio de iniciativas creadas en el museo.

La relación, por supuesto, fluye en ambos sentidos: en la AAMT participamos de manera privilegiada de las actividades del museo (solemos gozar de plazos especiales para apuntarnos o de descuentos cuando las propuestas son de pago, por ejemplo), vamos a las inauguraciones de las exposiciones, disfrutamos de actividades privadas en torno a la moda… En definitiva, una vinculación más profunda para ampliar conocimiento y una oportunidad para conocer gente con tus mismos gustos y aficiones.

Dado que una de las funciones de la AAMT es acercar y promocionar las actividades del museo, se han creado tanto una red social en torno a la asociación en Facebook (http://on.fb.me/W1mPnZ) como en Twitter, a través de la cuenta privada de la presidenta (@amuseotraje) y también a través de un blog corporativo donde se cuentan, cada semana, todas las actividades que realiza el museo y también otras noticias interesantes sobre moda: exposiciones, eventos culturales, noticias del sector, … un blog que sirve de altavoz tanto para el museo como para la propia asociación y que lo visitan más 7.000 personas al mes en todo el mundo: http://www.amigosmuseodeltraje.com/

Participar en la Asociación es algo muy fácil y económico: tan solo 60 euros al año es la cuota de colaboración y da derecho a entrar de manera gratuita al Museo del Traje y en toda la red estatal de museos españoles además de gozar de una serie de  privilegios exclusivos, de descuentos y de actividades privadas en torno a la moda. Además, a las ventajas que tiene la propia AAMT, se le unen las muchísimas ventajas de la FEAM (Federación Española de Amigos de Museos) membresía a la que pertenece la Asociación y que va desde descuentos en hostelería y restauración, como en tiendas, establecimientos, etc. adheridos a sus redes. Cada mes, la FEAM suma nuevas ventajas a su tarjeta azul.

Perteneciendo a una asociación de amigos de museos ayudas a la difusión de una institución cultural, y en nuestro caso, si os gusta la moda, es la mejor forma de ayudarnos a fomentar la rica parte cultural y artística que tiene la indumentaria.

 

Read Full Post »

Por Rosa Marzo y Sara Bono. Gestoras Culturales.

 

¿Os gusta  realizar una visita con un guía turístico? ¿Es la visita guiada un servicio útil en una institución cultural? ¿Qué nos aporta? ¿Y de qué modo?

Desde nuestra propia experiencia podemos decir que no nos gusta realizar visitas guiadas a cualquier tipo de exposición, yacimiento arqueológico o monumentos. ¿Por qué? Porque nos aburrimos.  Vamos a explicar porque no nos resulta estimulante a la gran mayoría de gente, que una persona explique e informe sobre un determinado bien patrimonial. Pero antes, queremos advertir que hay excepciones, y sabemos que hay visitas guiadas que sí son necesarias para poder entender un lugar o conocer datos curiosos, aunque está no debe ser la típica visita que la guía habla y habla y no hace caso de lo que el público necesita. Debe ser interactiva. Por ejemplo, si vas a un yacimiento y no eres arqueólogo, sí que necesitas una guía que te explique qué significan las “piedras”.

Entonces, ¿Cuál es el problema de los guías de visitas culturales?  Intentaremos resumirlo en cinco puntos:

1. Discursos no diferenciadores.

Un gran error que cometen muchos guías turísticos es que no tienen en cuenta la edad, ni los conocimientos del grupo al que se dirigen. No sé puede explicar lo mismo a un grupo de niños, a unos jóvenes, que a un grupo de la 3º edad. Al igual que no se debería seguir el mismo discurso a un grupo de profesionales en la materia (pongamos el ejemplo de historiadores, arqueólogos…) que a un grupo formado por familias o extranjeros que vienen a conocer llanamente nuestro país. El problema es, que se explica lo mismo a unos y a otros.

Un ejemplo de lo que hablamos nos ocurrió en un yacimiento arqueológico. La visita guiada fue un tostón por estar contándonos cosas que ya sabíamos (éramos todos historiadores y algunos arqueólogos), y justo al lado, había un grupo de niños pequeños. Y para sorpresa nuestra, le estaban contando lo mismo que nosotros.  El desenlace de todo esto: desconectas y te vas a fantasear en un mundo imaginario.

2. Información general y cuadriculada.

Además, esta problemática se agudiza a la hora de hacer viajes organizados. Tenemos miedo cuando vemos que un viaje es organizado, pues mezclan gente muy diferente y te explican todos los lugares el mismo guía a grandes rasgos sin dejarte indagar más en el lugar o profundizar más en los conocimientos.

Un ejemplo de esto nos ocurrió en Hierópolis, Turquía. Empezamos a preguntar al guía sobre el yacimiento y no conocía casi nada. Tampoco supo decirnos bibliografía. Sólo explicó la inmensidad de Pamukkale, que son terrazas blancas con aguas termales, el elemento turístico más llamativo.

3. Inexistencia de material didáctico.

Otro error que cometen muchos es el hecho de no venir preparados con material didáctico para amenizar la visita. Muchos profesionales ven estos materiales con malos ojos. Y la verdad, no entendemos ese rechazo. Todo material que ayude a la comprensión, la curiosidad y aumente el grado de satisfacción de los visitantes… ¡bienvenido sea! Da igual que sean unas hojas plastificadas con imágenes que una tablet con contenido multimedia.  Es el caso que he vivido yo a la hora de exponer la huerta de Valencia, para explicar las diferentes etapas del campo, una simple hoja plastificada con fotografías sobre cada etapa, ilustra y hace que los visitantes lo entiendan. Que no sientan que son conceptos abstractos.

La cuestión estriba en que el profesional debe entender que no está hablando para él (y hasta a los profesionales en la materia se aburren de este método cuando son ellos los visitantes). Sino que está hablando a otras personas. Ahora el visitante no se conforma con escuchar. Si quiere información sobre una pieza museística, un monumento o un personaje histórico sólo tiene que buscar por internet con su dispositivo móvil para recibir la información que desea. Y a una mala están los catálogos o los libritos de guías turísticas. Información hay mucha. Maneras de contarla y de vivirla, por lo visto, las mismas de siempre. No se actualizan los métodos. Y se repite la misma fórmula una y otra vez. No existen apenas ofertas diferentes, interactivas y más didácticas. Y esto, en nuestra humilde opinión,  es un gran fallo. Existen algunos casos excepcionales, pero, por desgracia, suelen ser pocos y no en los lugares más recurrentes (por ejemplo: grandes museos o los centros de las ciudades), sino en nuevos espacios que se visitan, es decir, nuevos productos culturales.

Utilización de material didáctico para explicar el Yacimiento arqueológico

4. Información unidireccional. No bidireccional.

Otro dato al que debemos prestar atención es que cuando hemos visitado ciudades, suelen haber sido visitas muy monótonas con la guía hablando y hablando sin hacer ninguna pregunta, ni interesarle si te estás enterando o no. En nuestra opinión, lo peor que puede hacer un guía es usar tecnicismos. El público que contrata una guía con conocimientos generales (dejo a parte los viajes temáticos o científicos) no quiere aprender toda la terminología científica, sino que quiere que le traduzcan los conocimientos a un lenguaje que pueda entender fácilmente, porqué no olvidemos que es una alternativa de ocio. Y, sobretodo, el guía, el gestor o el que organiza la visita, debe olvidar la frase “El visitante debe ser autodidacta, por eso hay que hablarle con terminología científica, eso sí explicarla en ese momento, y sabe que viene a aprender”. Olvidar el “rol” de profesor especialista, y cambiarlo por un “rol” en el que el visitante se sienta cómodo y libre.

Las visitas guiadas, en su gran mayoría, no despiertan sed de conocimiento ni de curiosidad. Sino que matan la creatividad gracias a su discurso unidireccional. Se deben propiciar los discursos bidireccionales. O lo que es lo mismo, la participación social entre visitantes y el profesional. Una visita donde todo el mundo pueda realizar su pequeña contribución. Donde se puedan realizar y responder  preguntas y dudas. Y en general, donde se genere un debate en el cual todo el mundo puede participar de sus opiniones.  La interactividad con el visitante es vital. Debe ser necesario que cada visitante aporte su experiencia y conocimientos creando una visita más enriquecedora y haciéndolos sentir parte activa de la visita.

Es curioso, pero una historia verídica es la de mis abuelos. Fueron a una visita organizada por el centro de Valencia. Les enseñaron el “Museo del Patriarca”. Ellos lo calificaron como: “La chica se esforzaba, pero al final siempre decía lo mismo en todos los cuadros y estábamos todos resoplando, parecía que nunca iba a terminar”. Luego, fueron a “La Nau de la Universitat de València”, su opinión fue “Un hombre muy simpático nos contó que una mujer había ido allí y le había dicho narizón a un cuadro, fue muy divertido”. Eso es lo que buscan. Contar anécdotas, hacer que se rían, dejar espacios de relax para relajar el ambiente de conocimientos científicos. Claro está que se debe adaptar al perfil del visitante, en este caso era un público general de edad avanzada, que iban a pasar el día.

5. Falta de entusiamos del guía de la visita.

Por desgracia, en la mayoría de los casos encontramos una gran falta de entusiasmo por parte del guía. Y esto se nota. Los guías están cansados de repetir su monólogo una y otra vez a sus clientes. Es la falta de no innovar y probar cosas nuevas. Y para postre, te recomiendas restaurantes y tiendas, e incluso te llevan a ellos, perdiendo minutos de tu visita en ese sitio. ¿Por qué hacen esto? Muchas veces porqué de estos lugares extraen financiación, o bien les ceden el lugar o van a comisión.  Estos casos son muy notorios cuando visitas lugares gastronómicos, por ejemplo, sobre el embutido, siempre acabas comprando un chorizo. Esto es una buena iniciativa para lograr financiación pero se debe hacer de forma muy sutil para que el visitante no sienta que le estás vendiendo nada y le estás haciendo perder el tiempo.

Claves para realizar visitas guiadas más interactivas

  • Fotografías. Que las puedan subir a internet y comentarlas (Flickr, un blog, etc.). Que la experiencia no termine con la visita, sino que posteriormente haya feedback. También pueden realizarse gymcanas fotográficas donde deben encontrar ciertos elementos patrimoniales y fotografiarlos.
  • Participación de los consumidores a través de los canales online como Twitter, Facebook, Flickr…
  • Participación offline mediante la lectura de poemas, citas históricas… hay que darles protagonismo a los visitantes. Tal vez no a todos los miembros de un grupo, pero sí a unos pocos.
  • Material didáctico-educativo tanto antes, durante como después de la visita dependiendo del perfil de cada visitante. No es lo mismo un escolar que una persona mayor: maletas didácticas; objetos que se pueden tocar; vestimentas; dossier con actividades.
  • Talleres para después de la visita guiada.
  • Back stage. Después de la visita, esta se puede comentar con profesionales como un conservador de un museo,  un historiador de arte… El objetivo es generar debate.
  • Realizar no sólo visitas culturales, sino a la vez gastronómicas. Amenizan la visita además de que a la mayoría de la gente le gusta probar los productos gastronómicos típicos de cada zona.

Visita guiada con cata de los productos tipicos de l´Horta de Valencia

  • Utilizar datos curiosos. No tanto tecnicismo (que pocas personas pueden conocer). Sino datos que despierten interés. Un ejemplo: Pollock era un borracho; Warhol tenía un ansia ferviente por convertirse en un ídolo y conseguir fama; etc. Son datos que aportan valor sentimental y emotivo y que ayudan a comprender mejor la historia de un lugar, un artista o personaje histórico.
  • Storytelling. Hay que buscar un vínculo que una las emociones de las personas con la historia. Acercar el patrimonio de manera sencilla y comprensible.

A modo de conclusión ¿Existen casos de éxito de visitas didácticas que cuenten con la participación ciudadana?

Sí, existen. Un ejemplo son los conocidos “Greeters”, famosos en otros países de Europa. Un “greeter” acompaña al guía turístico durante la visita aportando datos curiosos sobre edificios de la ciudad (aquí venía a tomar el café tal escritor), personas famosas (tal actor se alojo en este hotel)  y anécdotas variopintas en un lenguaje más coloquial. De esta manera, la visita se convierte en un paseo más familiar y anecdótico, mientras que los datos históricos te los cuenta el guía turístico.

Como guía también he experimentado casos curiosos. Hubo un caso de éxito debido a la participación de los visitantes. Un grupo de adolescentes vino a una visita a la Huerta de Valencia. Por definición,  un grupo en esa franja de edad ya es un grupo con una dificultad añadida, porqué no suelen estar mucho tiempo atentos y en la mayoría de los casos “desconectan”. Les enfoqué la visita como si ellos fueran los agricultores, la visita giró sobre “Si tú fueras agricultor, ¿Qué harías para sobrevivir?” Además, se hizo mucho hincapié en que contaran cosas de su zona, si los cultivos eran parecidos, si tenían campos, cómo los cultivaban. Al final la comunicación era 50%-50%. Ellos hablaban lo mismo que yo, les preguntaba y ellos debatían hasta llegar a entender la vida en el campo o incluso ¡los ingresos que podrían obtener! La verdad es que fue una experiencia muy gratificante. También hay que decir que no todas las visitas son iguales, los públicos son diferentes, con apetencias diferentes.

Utilización de material multimedia para crear escenificaciones en el Monasterio de Aguilar de Campoo

Por suerte, ahora hay empresas culturales que ofrecen visitas guiadas con talleres que realizan visitas pensando en la importancia de que sus clientes se diviertan y participen activamente de la actividad socio-cultural. Empresas innovadoras, con nuevas prácticas culturales y donde lo online y lo offline no están reñidos, sino que caminan los dos de la mano. Queda un largo camino por recorrer en el competitivo mundo de los guías culturales/turísticos, muchos de ellos obsoletos a más no poder, no obstante, podemos decir, que existen alternativas diferenciadoras de disfrutar de estos productos culturales. Sólo hay que buscarlos en internet. Y de esta manera podrás encontrar una visita a un museo donde practicarás el inglés; un yacimiento donde tendrá un campo de pruebas en el cual se podrá experimentar a fabricar utensilios líticos o ser un arqueólogo; o talleres didácticos antes o después de la visita a un museo o por los monumentos más importantes de la ciudad.

Así que, ¿A  favor o en contra de qué los guías culturales/turísticos utilicen materiales didácticos para amenizar la visita?

Read Full Post »

por Museo de América.

 

www.migrarescultura.es

Museo de América, septiembre 2012

Si algo está cambiando en los museos hoy en día, probablemente tiene relación con el giro en el eje o foco principal que centra su actividad. A la relevancia de los objetos se suma ahora la trascendencia de la propia experiencia de los individuos. La historia, no sólo en los museos, sino la Historia en general, ya no puede escribirse tan sólo a partir de los grandes relatos. Se han de tener en cuenta las microhistorias o microrrelatos, los matices y los pequeños aportes de particulares que han vivido o viven acontecimientos fundamentales, para poder entender y dimensionar los mismos adecuadamente.

La participación social es esencial para emprender cualquier acción. El usuario requiere hoy formar parte de cualquier proceso constructivo y no ser un mero consumidor. Es lo que se ha denominado Prosumidor (productor + consumidor). El conocimiento se construye de forma global (crowdsourcing), la financiación de proyectos recurre a la aportación del  minorista (crowdfunding)… ¡Es inviable pensar en un proyecto sobre la cultura sin la aportación de la migración, o de tratar sobre ésta sin recoger el testimonio de emigrantes!

Los museos incitan también a la reflexión, procurando plantear nuevas preguntas y estimulando la imaginación y la participación. Reflexionar, pero ¿sobre qué? Sobre el conocimiento, la memoria, la tradición, el pasado y el presente… pero también sobre la aportación de cada uno en cada detalle del día a día. Por ejemplo, en la comida -¿hemos pensado en algún momento sobre el origen de los productos que consumimos o la procedencia de nuestras recetas?, la música o los instrumentos (cargados de influencias de todo tipo), etc. Esa historia la escriben a diario millones de ciudadanos y esa trama de microrrelatos es la que permite conformar un contexto para las culturas, un substrato para comprender el movimiento y la transformación cultural, en realidad, la vida misma.

Los museos se adaptan también a estos nuevos tiempos. Prácticamente todas estas instituciones utilizan ya las redes sociales como medio para difundir sus actividades y recoger comentarios, ideas y aportaciones de los individuos. El Museo de América ha querido ir un poco más allá con el proyecto “Migrar es Cultura”, concibiéndolo con una estructura de página Web, pero con un claro espíritu implícito de un video blog participativo, para reflexionar sobre la cultura, que es todo.

Página principal de la web Migrar es Cultura

Las culturas se enriquecen y engrandecen a partir del mestizaje, del aporte de personas, rasgos y elementos externos generalmente debidos a movimientos de población –migración-. El objetivo final de este proyecto es poner de manifiesto esa transformación cultural generada a partir de los flujos de ida y vuelta y recalcar que la cultura es algo vivo y en permanente transformación.

Todo el que desee participar tiene su espacio en este proyecto, ya sea para contar su experiencia o aportar su conocimiento, una receta local de algún plato tradicional, o un comentario sobre la última película que ha visto, e incluso comentar una tradición, un vínculo entre dos países a través de una fiesta, una indumentaria, etc. Para abarcar todos estos aspectos de la cultura de una forma más o menos ordenada, desde la Web se propone etiquetarlos dentro de una serie de canales que facilitarán su búsqueda y estructuración: Arte, Cine, Música, Letras, Documentos, Gastronomía, Vivencias, Infantil, Más Cultura y canal Museo. Además de una serie de etiquetas que cada uno pondrá según su criterio para la clasificación.

A través de esta Web se podrán ir descubriendo y contando pequeñas historias, unas anecdóticas, otras más intensas y algunas más eruditas, y se podrá ir construyendo un relato sobre la diversidad y el enriquecimiento cultural que se producen a través de la migración.

Ejemplo de una ficha o relato con un vídeo

Pero además, está previsto poner en marcha proyectos e iniciativas culturales dentro del portal de Migrar. Por ejemplo, el concurso fotográfico “Descubre América en tu Ciudad” para que cada participante retrate aquellos aspectos que le recuerdan a América, o “El museo de América inspira” en este caso dedicado a ilustradores, muchos de ellos emigrantes, que reinterpretan con mucho arte, las máscaras que forman parte de las colecciones del museo. Y muchos proyectos más: un poema encadenado sobre migración, una invitación al diseño de moda, y todo lo que buscas y lo que propongas será bienvenido…

Ejemplo de los contenidos en forma de vídeos, fotografías o textos

A inicios de octubre ya estará disponible el acceso para participar. ¡Colabora con nosotros aportando tus videos, imágenes y textos, proponiendo tus propios proyectos y participando en los que otros han propuesto, para hacer cada vez más grande este portal y revalorizar esta visión sobre las culturas!

Read Full Post »

por Jorge Gemetto . Coordinador de Ártica 2.0.

Quienes vivimos fuera de los países centrales o de las grandes capitales y estamos interesados en el arte y la cultura, nos enfrentamos desde hace algunos años a algunas inquietudes y preguntas:

¿Por qué es tan difícil acceder a los referentes en el arte y la cultura? ¿Por qué tenemos que esperar a que, con suerte, una agencia de cooperación internacional traiga de visita, unas pocas veces por año, a alguna personalidad importante? ¿No sería mejor que estas muestras, seminarios y eventos, tan costosos por los enormes gastos de traslados y tan difíciles de concretar por el tiempo escaso con el que cuentan estas personas, se hicieran por Internet y fueran accesibles para cualquiera en cualquier lugar del mundo?

Ártica es un centro cultural 2.0 que nació a comienzos de 2011 con la idea de dar nuestra respuesta a estas preguntas. Lo que nos movió a crear este centro cultural fueron las ganas de acercar a una vasta comunidad de personas de habla hispana interesadas en el arte, la cultura y las nuevas tecnologías.

Los impulsores de Ártica contábamos de antemano con experiencia en educación a distancia y en el uso social de las nuevas tecnologías, además de ser grandes aficionados al arte en todas sus formas.

Conocíamos a una buena cantidad de artistas y especialistas en arte a quienes les costaba dirigirse a su público y transmitir sus ideas. Por otra parte, notábamos que la gente que no vive en las grandes capitales desea igualmente poder comunicarse y formarse con los referentes en su área. Nos planteamos dos tareas:

  • La primera, empoderar a los artistas y creadores de todo tipo en el uso de Internet y los medios sociales, para que puedan llegar a su público global de un modo directo.
  • La segunda, permitir a todos los estudiantes y aficionados acceder a los mejores profesionales de la cultura, independientemente del lugar de residencia.

Para realizar estas tareas, nuestro primer paso en Ártica fue construir un blog con contenidos sobre arte, cultura y gestión cultural en la web. Desde el comienzo, le dimos especial importancia a presentar artículos y reseñas con puntos de vista propios. Además, entramos en diálogo con otros blogs afines y, de esta manera, encontramos nuestro lugar en la blogósfera cultural iberoamericana.

ImagenBlog de Ártica

Si bien el blog es nuestra plataforma central, no es la única. También contamos con:

  • Perfiles en Twitter, Facebook, Pinterest y otras redes sociales, donde compartimos información, aprendemos de quienes admiramos y dialogamos con la comunidad de gente interesada en la cultura y las nuevas tecnologías.
  • Una biblioteca de recursos libres sobre arte y cultura digital.
  • Un newsletter quincenal con las principales novedades de nuestro centro cultural y de las redes sociales.
  • Webconferencias abiertas y gratuitas sobre estos temas.
  • Cursos online, tanto gratuitos como de pago, para empoderar a artistas y gestores culturales en el uso de nuevas tecnologías.
  • Cursos online sobre disciplinas artísticas particulares.
  • Servicio de consultoría en gestión de proyectos culturales en Internet.

ImagenAula virtual donde tienen lugar los cursos y talleres

En Ártica creemos que el libre acceso a la cultura es uno de los valores más importantes de nuestra sociedad contemporánea. Promoviendo y divulgando el uso de licencias abiertas en los contenidos artísticos, culturales y educativos, creemos que contribuimos a la democratización del principal activo de nuestro tiempo: el conocimiento. Pero si llevamos adelante esta tarea con convicción, es también porque creemos que la voluntad de compartir de ninguna manera desvaloriza el trabajo de los creadores. Muy por el contrario, los creadores dispuestos a compartir lo que hacen, logran darse a conocer con mayor facilidad y generan un diálogo directo con sus colegas y con su público. Todo esto redunda en oportunidades de nuevos proyectos. Hoy como nunca, gracias a las nuevas tecnologías, existen posibilidades de una gestión cultural independiente y nos alegra comprobar día a día que cada vez más creadores viven de su trabajo.

Pero, volviendo al comienzo, ¿qué significa que Ártica es un centro cultural 2.0? Significa que es un centro cultural como cualquier otro, donde ocurren eventos, donde la gente aprende, enseña y participa. Pero que, a diferencia de los centros culturales de antes, nos permite acceder estemos donde estemos. Un centro cultural donde la comunicación es sencilla y directa, donde los proyectos se tejen de manera horizontal, donde la colaboración es más fácil que nunca.

Para hacernos una idea de la potencialidad de este enfoque, bastan algunas muestras:

  • En agosto de 2011 lanzamos el curso abierto y masivo “Arte joven y cultura digital”, el cual contó con más de 400 inscriptos de toda Iberoamérica. Como corolario del curso, publicamos el e-book gratuito del mismo nombre, que ya lleva casi 7000 descargas. Si bien no nos interesan las cifras por sí mismas, lo cierto es que eventos con un alcance así serían imposibles en un espacio físico o con ediciones de papel, a menos que se invirtieran cifras enormes.
  • En 2012 repetimos la experiencia de un curso abierto y masivo, en este caso de cine, junto con el prestigioso crítico argentino Hernán Schell. En “El cine del siglo XXI” obtuvimos resultados semejantes (más de 350 participantes de muchísimos países), lo cual nos demostró una vez más que en Iberoamérica hay un interés muy vivo de la comunidad por el arte y la cultura.
  • Además, llevamos ya dos ediciones del curso online Gestión Cultural 2.0 y en septiembre de 2012 habrá una tercera edición. En dicho espacio se incubaron proyectos culturales de todo tipo que hoy son una realidad y que siguen una ética de trabajo similar a la de Ártica.

 ImagenPortada del e-book “Arte Joven y Cultura Digital”

En estos momentos estamos realizando un ciclo de formación online para emprendedores culturales, donde enseñamos a usar Internet para distintos proyectos y capacitamos en el uso de las herramientas de gestión, venta y educación online. La propuesta es que los participantes monten por sí mismos sus proyectos a medida que avanza el ciclo, y de hecho eso ya ha comenzado a ocurrir.

Lo que buscamos, en definitiva, es usar y enseñar a usar las tecnologías de la información y la comunicación para potenciar a los artistas y al sector cultural, para promover la autogestión y para acercar a los creadores entre sí y con la comunidad.

Read Full Post »

Artículo redactado por Caligrama Proyectos Culturales. La mayor parte de los contenidos son obra de los participantes en la Jornada #Arte y un café, post, Twist y más.

El pasado viernes 17 de febrero tuvo lugar en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid el encuentro #Arte y un café, post, twitts y más. Una intensa jornada en la que se habló de arte, museos, educación, marketing, estadísticas, trabajo colaborativo, redes sociales, cultura, profesionalización del sector y otros muchos temas de candente actualidad. Pero #Arte y un café no fue una experiencia de un solo día; la propuesta, ideada en mayor medida gracias al afán e ilusión de Nuria García y su proyecto Veo Arte en todas pArtes, se extendía en el tiempo, un mes  para ser exacto: desde mediados de enero, ponentes, participantes e interesados pudieron dialogar en una plataforma creada ex profeso para este proyecto. Un formato de jornada que se está extendiendo como una práctica habitual que se muestra como deseo de transformar las formas y las estructuras de debate y creación de conocimiento, fruto del cambio de paradigmas en la relación entre personas, favorecida en gran medida por los Social Media.

Imagen#Arte y un café. Post, twitts y más

Caligrama Proyectos Culturales participó con una ponencia, tanto online como presencial, titulada En mi blog hablan otros: El sueño de Polífilo o dar voz a los profesionales de la cultura. Con ella se pretendía, además de visibilizar  una plataforma de diálogo 2.0, dar a conocer una filosofía o un ideario profesional: la defensa de la cultura como vehículo de cohesión e identidad social, la necesidad de defender la cultura en estos tiempos oscuros que se viven, a los profesionales que día a día sacan proyectos adelante con mucha ilusión y poco presupuesto.

Al hablar de colaboración, de redes de conocimiento, de comunidades sociales de interacción es necesario hablar de personas, de hacerlas partícipes de sus propios procesos de aprendizaje personal, cultural, educacional, emocional, relacional… Por este motivo, creímos oportuno que nuestra ponencia fuera más allá de la presentación de un blog y de teorizar sobre el uso de las herramientas tecnológicas para crear o difundir cultura. Era necesario dar un paso más allá e involucrar a los asistentes de las jornadas en un proceso de participación, romper la barrera del oyente pasivo y el ponente activo y establecer un diálogo más abierto, propio de los entornos en los que se basaba la jornada ¿cómo hacer esto? Si nuestro blog se nutre de las experiencias profesionales de otros, porque no escribir los contenidos de un artículo entre todos, defendiendo el valor de la cultura, mostrando nuestra opinión sobre el estado de ésta.

Lanzamos las siguientes preguntas ¿Qué es para ti cultura? ¿Qué está ocurriendo con la cultura en nuestro país? ¿Cuál podría ser la solución para una mejor consideración de la cultura? Voluntariamente, debían contestar a través de unos papeles que después se depositarían en una caja. A continuación, señalamos todas las respuestas obtenidas, sin trampa ni cartón, sin modificación alguna, sin censura de ningún tipo. Esto es cultura, esto es la cultura:

 Imagen “La cultura es, o debería ser, la construcción común de nuestro futuro, transmitiendo y valorando las características propias, específicas y universales de la identidad del “ser” humano, desde el pasado y el presente”

                                                                                  @Via_di_uscita

“Cultura es todo el fruto del ingenio humano, todo aquello que no nos es instintivo o estrictamente genérico”

 twt@robertoggarcia   robertoggarcia.zzl.org

“Todo aquello que, por su contribución al conocimiento y el progreso humano, merece ser rescatado de la historia y compartirlo”.

“Cultura para mí es conocimiento público, popular, que nos hace a cada uno nosotros productores y consumidores con entidad crítica libre”.

 @torcuataTK

“La cultura es un espacio de comunicación y elaboración. De exploración y descubrimiento. De disfrute. De crítica. De alivio”.

“¿Qué es cultura? Creatividad, arte, expresión, iniciativa, imaginación, experiencia, conocimiento, deleite. ¿Cómo solucionar la situación actual? Cambio de mentalidad, dar valor a la profesión, internalización y marketing, no depender de cambios políticos y uso de las nuevas tecnologías”.

“Cultura, culto, culturismo, o-cultismo, o-cultar, cultivar, cultivo”.

“La cultura es ese halo que lo impregna todo, del individuo a la sociedad global. Un ejercicio individual y un resultado social. El problema cultural actual pasa por ser entendida como algo demasiado elitista y lejano, además de la precarización laboral de todos sus integrantes, trabajadores, músicos, poetas, editores…”

“¿Qué es cultura? Dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¿Qué es cultura? ¿Y tú me lo preguntas? Cultura… eres tú”.

 Museo del Romanticismo

“Cultura —- Vida

            —- Arte

                    —- Personas

               —– ……”

“La cultura es y ha sido siempre una necesidad. Necesidad del ser humano para evolucionar. Actualmente, esta necesidad está cambiando en el sector público. Cambia de punto de vista y es aquí donde todos hemos de cambiar de mentalidad. Evolucionar, colaborar, crear sinergias para apoyar la cultura. El mundo cambia y la cultura también”.

       Virginia Laguna. Taller26

“El modelo de cultura está cambiando. En la forma de acercarse a ella, de difundirla, de “usarla”, de financiarla,… y es el momento de cambiar con ella. Evolucionar, innovar, comprender es nuestra misión para con la cultura”.

                             Águeda Esteban @composicionn1 @aguedabeatriz

“El conjunto de saberes que conforman el legado de la humanidad”.

“El principal problema que veo sobre la cultura es la necesidad de difundirla y compartirla, no solo centrarnos en lo que los “especialistas” nos enseñan, sino que también en lo que el resto de la sociedad tiene que enseñarnos, abrirnos a la dispersión en todas las áreas de la cultura”.

“Cultura es pluralidad, universalidad, preceptos categóricos del arte en si mismo. La cultura siempre se encuentra en un buen momento, de no ser así es debido a que los creadores de cultura no estamos a la altura de lo que hacemos”.

“Cultura son Los Torreznos Arrt Dacccio Sinberifora arte accion performance art http://www.youtube.com/watch?v=6W0DnYzIf9s

 Antonio

“¡Polífilo, no te duermas!”

 “Debemos sacar la cultura a la calle para involucrar a más personas, conseguir visualización de los proyectos, participación y conexiones”.

“Cultura es expresión, divertimento, comunicación y todo aquello que muestre la esencia de la persona”.

“La cultura es nuestra identidad y futuro: ciencias + humanidades”

 @veoarte

“Cultura social #Wertgüenza”

 @maria_sanchez_

“La cultura es lo que, fundamentalmente diferencia al hombre del resto de los animales. Actualmente, desde la administración se está tratando como algo prescindible y este hecho pone trabas al sector; pero la cultura la hacemos todos como seres sociales que somos, así que es algo que nunca podrá parar de desarrollarse”

@Txusks

“La cultura es educación, es creación, es construcción, es deconstrucción, es motivación. Es participación, es lo que nos hace ser únicos y a la vez nos une. ¡¡Tenemos que rebelarnos!!”.

 @musas20 – www.musas20.com

“¿Qué puede el arte? El arte puede hacerse la pregunta y creando vínculos necesarios con la sociedad. Dejar de ser sordos. Comenzar a dejar de ser mudos”.

“Cultura es toda manifestación artística, escénica, literaria…que nos permite cultivar el alma. Sin cultura no podemos vivir”.

 Diana

“¿Qué es cultura? La huella tangible e intangible del ser humano en Gea”

“Intercambio de conocimientos sin barreras”

 @eldadodelarte

“Cultura somos las personas y nuestras relaciones de intercambio de información, emociones, sentimientos y conocimiento. Para fortalecer la cultura, #dilesno”.

@pilargonzalo

Qué más decir. Sobran las palabras. Los profesionales e interesados en el mundo de la cultura tenemos que luchar para que esto sea una realidad extensible, para que la cultura no se quede en un cajón, para que sea tomada como un derecho, una realidad, y no como un mero utensilio en manos que la menosprecian. La cultura es la seña de identidad de una sociedad, sin ella, navegará por mares inciertos.

Read Full Post »

por Cayetana Martínez. Fundadora de Exitus Filosofía (www.exitusfilosofia.com). Miembro de AECUMAD (Asociación de Emprendedores Culturales y Creativos de Madrid).

 

Ópera HARPA. Reikiavik (Islandia)

Hace pocos días, en octubre de 2011, se inauguró la ópera HARPA (http://www.harpa.is/), un edificio emblemático en la ciudad de Reikiavik (Islandia) construido en colaboración con el artista Olafur Eliasson. Estos islandeses siempre van a contracorriente. Cuando Europa se vuelve loca por rescatar a sus bancos, ellos les dejan hundirse. Cuando toda Europa (salvo Francia) recortan en cultura, ellos construyen uno de sus mayores edificios dedicados a la música: desde Mozart hasta Björk, todo tiene cabida en la programación de HARPA (1). ¿Se han vuelto locos? Parece más bien que han seguido el dictum de Nietzsche: desconfía de las tendencias que marcan tu época. Y parece que han acertado. Porque son los únicos que se han dado cuenta del valor intrínseco de la cultura, de su capacidad de generar optimismo, cohesión ciudadana, espíritu creativo, y por supuesto valor económico. Muchos de nosotros vamos a congresos sobre industrias culturales y creativas (ICC) organizados por el Ministerio de Cultura y otros órganos institucionales y en todos se nos dice que la cultura genera riqueza y valor: en España el 4% del PIB, nada menos. Y sin embargo, todos hemos sufrido recortes, tanto en nuestro papel de gestores culturales como de usuarios.

Es contradictorio, pero es la salida más inmediata: en época de crisis, todo lo que no nos parece de primera necesidad, se recorta o es eliminado. El problema es que la cultura, sí es un bien de primera necesidad, al menos para Europa. La cultura es nuestra ventaja competitiva, aquello que nos hace un lugar de referencia, un espacio de historia, patrimonio, creación y experiencias.

El pensador Zygmunt Bauman tiene un interesante artículo sobre el papel de la cultura como salvavidas de Europa: http://www.elpais.com/articulo/cultura/cultura/salvavidas/Europa/elpepucul/20110910elpepicul_1/Tes . No se trata solo de una salvación económica, sino anímica, como han mostrado los islandeses apostando por la creación de una ópera. La música es clave en la tradición y formación de los islandeses. Es parte de lo que son. Y en un momento donde las normas extranjeras y los valores internacionales parecen marcar el ritmo económico y social de los países de Europa, apostar por un valor propio, por un elemento de cohesión, creatividad y alegría, parece todo un acierto. Podemos potenciar nuestro valor o destruirlo. Hagamos como Islandia. Hagamos cultura.

Y la siguiente pregunta es ¿Cómo hacerlo? Porque en España hemos tenido un modelo cultural sustentado en una gran cantidad de recursos públicos. Ahora, que los recursos no están disponibles para la cultura, muchos proyectos y empresas se han derrumbado, muchas instituciones funcionan al mínimo. Es lo bueno de las crisis, que muestra claramente qué merece la pena y qué es intrascendente: cuando un proyecto solo se mantiene a flote con la inyección permanente de recursos públicos puede que no sea negativo que desaparezca. Hemos hecho criba, hemos desarrollado la creatividad y ahora nos enfrentamos al paso más interesante: estamos desarrollando nuevas metodologías y procesos culturales que permitan captar recursos de distintas fuentes y agentes sociales. Para ello tienen que ser proyectos sostenibles, con un impacto en su localidad, con un objetivo claro en la profesionalización y vida digna de las personas que lo desarrollen, con una apertura a nuevos públicos.

Quiero comentar cuatro ejemplos de nuevos paradigmas culturales que me parecen muy interesantes, porque abren nuevas salidas:

1. MEDIALAB-PRADO: Talento como patrocinio.

http://medialab-prado.es/article/que_es

Marcos García, programador  de Medialab-Prado, estuvo comentándome el otro día esta propuesta. Medialab-Prado es un programa del Ayuntamiento de Madrid del que recibe toda su financiación. Son un proyecto innovador y puntero dedicado a la cultura digital, y tienen en marcha distintas líneas de trabajo. Su comunidad fiel y experta, trabajan en equipos y proyectos, y suelen contar con la presencia de expertos en cada área. El objetivo de Medialab-Prado es beneficiarse de un patrocinio basado en que las empresas que disponen de expertos del perfil que a Medialab-Prado interesa, asuman el coste de “prestar” estos expertos a los programas y proyectos de la entidad donde puedan aportar valor y ser un elemento que añada innovación y creatividad. No hay un intercambio de dinero a cambio de figurar como empresa patrocinadora con un simple logo. Hay la posibilidad de crear una sinergia entre la empresa y un centro cultural puntero, que colaboren en la creación de contenidos, desarrollos de investigación, intercambio de talentos…

Una apuesta muy interesante con un verdadero win-win.

2. CROWDFUNDING: comunidad fiel, comunidad inversora

El crowdfunding es un sistema basado en el micromecenazgo social. El objetivo es que los proyectos sean financiados, a pequeña escala, por los usuarios interesados en ellos, esto es, por la propia comunidad beneficiaria de modo directo o indirecto de los resultados del proyecto. Este sistema, utilizado desde economistas hasta bandas de rock, es de gran utilidad para los proyectos con una comunidad fuerte y fiel, como es el caso de Medialab-Prado. De hecho, la entidad se beneficia de los recursos intangibles de sus usuarios que aportan tiempo y conocimiento a muchos de los proyectos que allí se desarrollan.

Infografía de Kickstarter

El objetivo del crowdfunding es aprovechar la buena disposición de estos usuarios, ofreciéndoles la posibilidad de donar recursos materiales (obra, dinero, hardware o software). Actualmente, desde el lanzamiento de la primera plataforma online de crowdfunding en Estados Unidos en abril de 2009, KICKSTARTER (http://www.kickstarter.com/) han surgido numerosas plataformas, también en nuestro país. El funcionamiento de la plataforma es sencillo: los administradores validan qué proyectos son admitidos y qué plazo de tiempo tienen para conseguir el dinero establecido. Habitualmente todas las plataformas tienen un límite entre 30 y 60 días. Por ejemplo, un grupo de música necesita 2000 euros para comprar una nueva batería. Lo anuncia en la plataforma y tiene 30 días para conseguirlos, movilizando a toda su comunidad a través de la red. Los pagos se reservan, pero no se efectúan hasta el último día, de modo que, si en el día establecido no se ha conseguido llegar al objetivo, la plataforma no ejecuta los pagos, y el dinero no es retirado de las cuentas de los donantes. En cambio, si se puede superar la cifra pactada, habiendo casos de gran éxito que han superado con mucho la cantidad fijada (véase el caso de la red social Diáspora http://www.kickstarter.com/projects/196017994/diaspora-the-personally-controlled-do-it-all-distr?ref=live, que nació como competencia de Facebook). Las plataformas obtienen sus ingresos cobrando un porcentaje de todos los proyectos admitidos y de la publicidad albergada en sus páginas.

En España, las plataformas más conocidas y solventes son: Lánzanos (http://www.lanzanos.com/), Verkami (http://www.verkami.com/), comproyecto.com (http://comproyecto.com/) y Volanda (http://www.volanda.com/). De distinto funcionamiento, pero muy adecuado para los contenidos digitales, es la plataforma Flattr (http://flattr.com/).

Cada vez más proyectos integran el crowdfunding es sus mecanismos de financiación, especialmente aquellos que tienen una comunidad fuerte, afianzada y fiel. Algunas de sus ventajas son:

  • La sencillez del proceso
  • La especialización, buen servicio y bajos precios que ofrecen las plataformas existentes.
  • La mayor visibilidad que obtienen los proyectos en estas plataformas, con gran número de visitas.

3.  AECUMAD. Emprendimiento cultural: creadores profesionales y sostenibles

Espacio AECUMAD

www.aecumad.com              hola@aecumad.con

AECUMAD es la Asociación de Emprendedores Culturales y Creativos de Madrid, creada en 2010 con el objetivo de ayudar a los creadores de las ICC (Industrias Culturales y Creativas) a convertir su proyecto en una realidad sostenible y rentable. La finalidad es que los emprendedores culturales puedan tener acceso al asesoramiento en las cuestiones relacionadas con su proyecto. Asesoramiento legal, financiero, de comunicación y Marketing, microfinanzas, internet…y asesoramiento experto en las áreas culturales en las que AECUMAD se centra: artes plásticas, escénicas, audiovisuales y literatura y pensamiento. Todo por 60 euros al mes, que dan derecho a trabajar en el espacio (Vivero de Empresas Latina 172, Madrid), a los talleres relacionados con cultura y emprendimiento a 4 horas de consultoría con los expertos que el emprendedor necesite para poner en marcha y mantener su proyecto. Nunca tanto asesoramiento de calidad, directo y práctico por menos.

 

4.  CALIGRAMA: educación artística en todos los espacios.

www.caligramaproyectosculturales.com

Caligrama se dedica a la educación artística de niños y jóvenes. Esto no es una novedad. Sin embargo su apuesta resulta realmente innovadora: llevar la educación artística más allá del museo. A las galerías. Los galeristas se quejan de la falta de permeabilidad de su actividad en el resto de la sociedad. Muchas personas ven la galería como un espacio al que no se puede entrar si no se quiere comprar (además se suele pensar que comprar arte es cosa de ricos, otro prejuicio muy dañino). Con propuestas como las de Caligrama se fomenta no solo que los niños valoren el arte y lo incorporen como forma de expresión y de trabajo, sino que tanto ellos como sus familias encuentren en la galería un espacio donde disfrutar del arte y tener experiencias agradables, en vez de cómo un lugar en el que uno no se siente nunca lo suficientemente chic y entendido. Las galerías tienen que abrirse a nuevos públicos, para aumentar su visibilidad y su público potencial. Y la educación, más allá de apuestas como la de la semana de las galerías sucedida este pasado septiembre, es la mejor opción para darse a conocer en profundidad.

 

En conclusión, la innovación en cultura (nuevos formatos, nuevos espacios, nuevos proyectos, nuevos públicos) pueden ser una gran apuesta para remontar la crisis apoyándonos en nuestros valores, en nuestras ideas, en nuestra creatividad y en nuestro talento. Que es mucho.


(1) Artículo en el País 25 de octubre de 2011: (http://www.elpais.com/articulo/cultura/Mozart/Bjork/duo/Reikiavik/elpepicul/20111025elpepicul_2/Tes)

Read Full Post »

Older Posts »